Documentación

Proyecto del CSA.

QUÉ ES UN CENTRO SOCIAL AUTOGESTIONADO
Es un espacio de encuentro, participación y autoorganización ciudadana, donde se desarrollan todo tipo de actividades alternativas, educativas, saludables y comprometidas con la defensa y promoción de los derechos humanos, con el entorno y con el medio ambiente. Desde donde se articulen las respuestas necesarias a las necesidades de la comunidad.
Es un espacio donde se acepta que convivir con la diversidad es un verdadero reto personal y colectivo; y los procesos participativos en ese marco son toda una apuesta que necesita de personas y grupos dispuestos a revisarse cada día, asumiendo el complejo camino del consenso, optando por la horizontalidad en la toma de decisiones y dando voz a quien no la tiene.
Posicionándonos, desde el respeto, en una óptica participativa, intercultural, comunitaria y transformadora; nos basamos en el derecho a la libre expresión de la ciudadanía organizada y en nuestro derecho a participar activamente en la sociedad.

JUSTIFICACIÓN
Ante la degradación y abandono en el ámbito social y cultural que conlleva la aparición de numerosas carencias o problemas a los que nadie da cobertura y que en la mayoría de los casos ni siquiera son escuchados, surge desde diversos colectivos (RAMA -Red de Autogestión y Mutuo Apoyo-, Fábrika de hielo, autónomos,…)la necesidad de un espacio físico donde acoger y desarrollar los proyectos alternativos que van surgiendo de las propuestas personales o colectivas, creando así un lugar de encuentro donde la población pueda intercambiar conocimientos e información.

Posteriormente esta idea es respaldada y ampliada por el Movimiento 15 de Mayo con el cual surge la inminente necesidad de un espacio donde poder acoger las propuestas, peticiones, debates, etc. que van surgiendo desde la ciudadanía para hacer de este lugar un referente social donde las personas puedan aportar sus ideas de mejoras, exponer sus inquietudes, debatir o recibir información.
Actualmente la sociedad ha sido construida para que todas nuestras relaciones estén sujetas al dinero. Tanto para realizar actividades de formación, como para disfrutar nuestro tiempo libre e incluso para llegar a ejercer un trabajo digno.
Creemos firmemente, por nuestra propia experiencia y por el ejemplo de otras iniciativas similares, que tenemos las capacidades y los recursos para construir un espacio abierto, intergeneracional, donde no importe la procedencia o renta de las personas.

No nos conformamos con la pseudodemocracia que nos presentan como vía de funcionamiento. Consideramos que la participación ciudadana está totalmente ahogada con las prioridades del mercado y sus grupos de poder. Nos dictan unas reglas del juego en las que prima lo material a lo humano, donde se extreman las desigualdades sociales, se extinguen los derechos básicos y quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad acaban sin voz, en el olvido de quienes no cuentan, condenados a malvivir y ser carne de cañón de una apisonadora social sin compasión que cada vez arrasa a mayor número de gente.
Ante esta situación de desencanto que pretende empujar a la gente a la desesperación y al ostracismo, seguimos adelante, confiando en que es necesario mantener nuestra ilusión por crear una sociedad más justa, inclusiva y tolerante. Es necesario, asimismo, revalorizar y aprovechar las capacidades de las personas excluidas por el sistema. Tenemos la ilusión, las herramientas, el respaldo popular, la formación y el empuje para crear espacios de humanidad, dignidad, igualdad y esperanza. Espacios donde conviva tanto la reivindicación de los servicios públicos que el barrio o la ciudad necesita o la gestión participativa de sus equipamientos, con la puesta en marcha de distintos servicios autorganizados entre tod*s, recursos compartidos, la promoción de espacios de convivencia y el acceso a la cultura.

Se hace imprescindible utilizar un lugar fijo y estable que pueda servir de referencia a todas aquellas personas que quieran relacionarse, buscar apoyo u ofrecer su valía. Para poder consolidar este tejido social con valores humanistas, es vital contar con un espacio donde dar continuidad al proceso.
No queremos “poseer” un espacio, únicamente darle vida y luz a un lugar que esté vacío de contenido y participación. Queremos hacer de este espacio un punto de convivencia entre el vecindario, los comerciantes, …, que esté hecho por y para las personas, donde a través del apoyo mutuo se resuelvan problemas sociales con respuestas vecinales. Queremos crear un espacio que permita que las carencias en cultura, servicios, vivienda y tiempo libre puedan ir encontrando soluciones a través de la comunicación y el apoyo ciudadano. Buscar respuestas a esas carencias/dificultades que las instituciones no quieren o no son capaces de resolver.
Sentimos la imperiosa necesidad de un espacio físico que sirva de referencia y modelo de relacionarnos, de valores, de trabajo, de servicios, de barrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s